martes, 19 de marzo de 2013

Un brindis

En un día como hoy
y en un sitio como este,
quiero proponer un brindis
en honor a este hombre.
Un brindis que habla de amor,
que habla de agradecimiento,
de sangre.
Por un hombre que supo recogerme en pedacitos
y hacer con ellos un bonito lienzo.
Un hombre que serio me consuela,
me cuida y me quiere.
Y es que este brindis habla de orgullo,
de ser tu hija, de ser tu parte,
tu herencia.
Un brindis por parecerme a ti,
por llevar tus ojos,
tu pelo y tu humor.
Por el día que lloraste mis lágrimas,
que reíste mi gracia,
y callaste mi herida.
Un brindis por mi padre
que me da lo que soy,
me impulsa a lo que quiero,
y me aparta de lo que temo.
Un hombre que hoy se sienta a mi lado,
y mañana estará de nuevo revoloteando entre libros,
flamenco y verdad.
Y lo que más me gusta de este hombre,
es que es tímido, respeta
y siente dentro esto que digo.
Sabe leer el dolor,
escribir la pasión
y vivir la vida.
Un brindis por un hombre
jondo, con compás, con arte.
Un brindis por mi padre,
el hombre que pone melodía a mis días.

2 comentarios:

  1. he llorado...he sentido tus palabras como si yo misma las dijera, a mi manera.

    ResponderEliminar